Páginas

domingo, 21 de junio de 2015

Democracia y matemáticas

En esta semana que concluye he recibido una lección de democracia y matemáticas por parte de uno de los miembros del cuatripartito que conforma el gobierno de Sant Joan d'Alacant. Según lo explicado por el comprometido y nacionalista maestro, 5+3+2+2 suman 12. Que 12 es mayor que 7. Que el cuatripartito gobierna en Sant Joan gracias a las matemáticas. Y que eso es democracia.

Pero este alumno ha salido respondón, porque hay algunas cuestiones que no comprendo. Como no tengo por costumbre comulgar con ruedas de molino, como si fuera un telespectador de La Sexta o Telecinco, o lector del Diario Información, voy a plantear aquí algunas objeciones a la lección expuesta.

Los partidos políticos del 5+3+2+2 concurrieron en Sant Joan a las elecciones municipales con programas bien distintos entre sí. Por poner un ejemplo, ya me diréis en qué se parecen el improvisado programa de Decido, autoproclamado centrista, y el programa de Esquerra Unida, el partido del concejal de las "calzonas" y las cangrejeras. Seamos claros, lo que realmente une a las cuatro fuerzas políticas que ahora copan el gobierno municipal de Sant Joan es su odio político al Partido Popular. Por fuerza los partidos coaligados en contra del PP han tenido que renunciar a puntos programáticos que a priori declaraban innegociables. Y han asumido propuestas de otros partidos que nunca se hubieran planteado hacer propias si no fuera por la pulsión irrefrenable de acceder al poder. Está por ver qué opinan los votantes de cada uno de los partidos cuyos líderes han protagonizado el "pacto de la madrugá". Si puede servir como respuesta orientativa, según el diario El País, más del 50% de los votantes en las elecciones locales no se sienten satisfechos con el nombramiento de alcaldes.
Delegación de competencias según Jaime Albero.

A esto lo llaman democracia. Más bien diría yo que estas situaciones post electorales son posibles gracias a la democracia, que es algo bien distinto. Es decir, no es lo mismo 12 que 5+3+2+2. La yuxtaposición de estos sumandos ha empezado ya a condicionar la gestión política de Sant Joan, tal y como evidencia el menudeo incoherente en el que el bisoño alcalde ha convertido el reparto de competencias. El encaje de bolillos competencial realizado por el Sr. Albero ha sido su forma de recompensar el apoyo obtenido en su investidura, sin pensar en lo más conveniente para gestionar y coordinar los recursos municipales.

Por ahora 5+3+2+2= batiburrillo político. En unos meses veremos si cambia el resultado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario